Villa Urquiza - C.A.B.A.

Tel: (011) 4523-8189

 

 

Sonoterapia con Cuencos Tibetanos

Terapia del Sonido con Cuencos Tibetanos

Los Cuencos Tibetanos

Los Cuencos Tibetanos o Cuencos Cantores son instrumentos de metal oriundos de la Región de los Himalayas. Sus orígenes se remontan a la cultura pre-budista Chamánica Bön Po, y sus secretos son un misterio que los monjes tibetanos guardaron durante mucho tiempo.  Estos instrumentos sagrados se diseminaron por todo Oriente y fueron conocidos en Occidente recién a mediados del siglo XX.
En la cultura tibetana existe un profundo respeto por el sonido como fuente de esclarecimiento y fuerza espiritual. Los Cuencos Tibetanos se utilizaban tradicionalmente para la meditación y la sanación.
Estos cuencos son un verdadero sendero a la armonía, una poderosa herramienta para terapias vibracionales. La vibración producida por los cuencos tibetanos tiene la particularidad de introducirse en el cuerpo e irradiarse por todos los órganos y tejidos. Son creados para alinear la energía de quien recibe su vibración. Su función armonizadora sincroniza la vibración de los cuerpos material, mental y emocional, con la frecuencia del sonido del cuenco. Cada cuenco es una puerta que lleva al encuentro con tu ser esencial, creando con sus sonidos y vibraciones, estados de relajación y conexión profunda. ​
Terapia del Sonido con Cuencos Tibetanos
La Terapia con cuencos parte de la concepción de que todo lo que existe es vibración. Todo el Universo vibra, cada elemento en la naturaleza tiene su propia vibración, la materia emite sonido, aunque muy a menudo se encuentre fuera de nuestro alcance de audición. Una célula observaba mediante un microscopio tiene una vibración permanente que emite un sonido imperceptible a nuestros oídos, asimismo nuestro cuerpo físico también vibra con diferentes sonidos generados por los átomos que lo configuran y que están en continua vibración emitiendo diversos tipos de ondas.
El ser humano presenta una apasionante realidad vibracional que abarca desde el ritmo de los órganos vitales hasta las emociones, pasando por la respiración y la actividad mental. Cada célula y cada órgano del cuerpo está continuamente vibrando a una determinada frecuencia. Cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo. Cuando esta frecuencia se altera, se rompe esta armonía y aparece lo que conocemos como enfermedad. Por el principio de resonancia es posible modificar estas frecuencias alteradas a través de la transmisión de otras frecuencias. Esto es lo que convierte al sonido en un proceso terapéutico capaz de abrir la puerta al equilibrio físico, emocional, mental y espiritual.

El sonido afecta a los distintos ritmos del cuerpo: craneosacral, cardíaco y respiratorio. Este principio físico consiste en que el ritmo vibratorio de un objeto se adapte al ritmo vibratorio de otro. Fabien Maman, músico y bioenergético francés y la bióloga Helene Grimaud descubrieron que las células de la sangre sometidas a determinadas frecuencias sonoras alteraban su color y su forma según la frecuencia (nota) empleada. Aplicando determinadas frecuencias, diferentes para cada individuo, se observaba que sus células cancerígenas tendían a desintegrarse. Maman, en su libro The Role of Music in the twenty-first century, incluye fotografías fascinantes que ilustran gráficamente las reacciones de las células. El propio Maman dice: “Este hallazgo pone de manifiesto que la vibración del sonido desempeña un papel determinante en la transformación de la estructura celular, ya que actúa directamente en el ámbito más sutil del organismo humano.”

Beneficios de la Sonoterapia con Cuencos Tibetanos
 
• Logro de una relajación profunda.
• Armonización corporal y suave masaje celular.
• Alivio del estrés y la ansiedad.
• Mejora de la creatividad.
• Mejora de la concentración.
• Equilibra los hemisferios cerebrales.
• Fortalecimiento del sistema inmunológico.
• Alivio de dolores de cabeza
 
La sesión de Terapia Vibracional con Cuencos
 
El paciente se recuesta en una camilla, cierra los ojos y exclusivamente se concentra en el sonido que produce el terapeuta al tocar los cuencos tibetanos.
La terapia vibracional con Cuencos de Cuarzo y Cuencos Tibetanos se lleva a cabo sobre el cuerpo de la persona, trabajando sobre los chakras y algunos nadis (canales energéticos por donde circula el prana=energía vital). La sesión dura aproximadamente una hora y de ser necesario se efectúan varias sesiones para hacer un proceso completo de sanación y consciencia.
 
Gabriela Ricciardelli
 

Para solicitar turno 'click aquí'

CENTRO CEDES - DGEGP Res. C-497 - Gabriela Ricciardelli

Palabras claves: Terapia del Sonido con Cuencos Tibetanos

Powered by: www.360webfacil.com - Email Marketing www.360webnews.com